La última moda en Selfies ‘High Five Challenge’

selfi_si

Lo de los selfies se nos está yendo de las manos. Los accidentes provocados por esta práctica son más habituales de lo que pensamos, tanto como para que anteriormente hiciésemos otros post advirtiendo de los posibles riesgo que conllevaba el realizar selfies en situaciones extremas. Incluso vimos como El Gobierno de Rusia había creado su propia guía de “Selfies seguros” mediante señales de advertencia.

Os parecera una broma pero en 2015 registraron nada menos que 58 muertes por selfies “extremos”, la mayoría por caídas desde alturas y ahogamientos.

Pues bien ahora ha llegado una nueva tendencia mas sana para el usuario que la anterior moda de “selfies en situaciones extremas”, pero que también entraña riesgos sobretodo para el dispositivo smartphone/tablet con el que realizas la fotografía.

“El llamado: Selfie High Five Challenge “

Hace un par de días, el usuario de Twitter Seth Schneider tuvo la genial idea de sacarse un selfie chocando las manos sin usar trípode. ¿Cómo? Lanzando el teléfono al aire, algo que parece ser fruto de un aburrimiento extremo y muy poco amor por su móvil. Lo que seguro no se esperaba era que causara toda una revolución en Twitter.

Lo que empezó como una broma se ha convertido en una tendencia en redes sociales. El ‘High Five Challenge’ (o reto ‘choca esos cinco’) inventado por este visionario, consiste en colocarnos delante de un espejo, lanzar el teléfono al aire y chocar las manos, consiguiendo que la cámara dispare una foto en el momento exacto haciendo uso del temporizador.

Otros usuarios han sido más creativos y han optado por colocarse en diferentes posturas como el ‘dab’, un pase de baile que se suele relacionar con la música hip-hop, concretamente el estilo Trap, y hasta leyendo un libro mientras el móvil aparece suspendido en el aire.

En tan sólo un par de días el reto ha acumulado la friolera de 170.000 retweets, más de 420.000 favoritos en Twitter y ha sido copiada por infinidad de usuarios. Eso sí, lo que de momento no sabemos es cuántos móviles han perecido en el intento, aunque algunos prefieren no arriesgarse demasiado y colocan una almohada bajo el móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *